24.11.14

De perros burócratas y olor a Pac-Man...




Se preparaba para besar las últimas porciones de la pizza. Su suave gesto dejó una marca de lápiz labial en la masa. Siempre lo pensé pero nunca lo dije: definitivamente, el resfrío tiene olor a cal. Algunos lugares como a ajo. ¿O será la mugre? En todo caso una parte de mi infancia estuvo marcada por el olor a Pac-Man. Pero después el olor desapareció, solo aparecía de vez en cuando. Y el Pac-Man seguía ahí. ¿O me acostumbré? ¡Ay, ese perro no para de ladrar! Es un burócrata…

Aucun commentaire:

Publier un commentaire