19.11.09

PROGRAMA “PLENARIO DE TRABAJADORES CLASISTAS”

Reunidos en Neuquén en Zanon Bajo Gestión Obrera El Plenario de Trabajadores Clasistas en Zanon continuo el debate abierto entre más de 400 delegados en el Hotel Bauen, sacando conclusiones de las grandes luchas de los trabajadores como son hoy la de los compañeros del Subte, la de las obreras y obreros de Kraft-Terrabusi, o como la larga lucha de los obreros ceramistas en Neuquén.

Como parte de este Plenario, discutimos un programa para darle forma y contenido a la corriente que comienza a ponerse en marcha. Fueron muy importantes los debates y los aportes realizados por compañeras y compañeros presentes. Desde la Comisión Interna y obreras de base de Terrabusi, se propuso agregar un punto específico sobre los derechos de la mujer trabajadora. Punto que fue aceptado por unanimidad. Otro aporte importante fue el de los compañeros ferroviarios del Roca, que agregaron el punto del derecho irrenunciable e incondicional a la huelga por parte de los trabajadores y trabajadoras de los servicios. Este es un tema crítico ante los ataques y nuevos intentos del gobierno de cercenar este derecho, hablando de “garantizar servicios básicos”.

Con estos aportes, presentamos el programa básico que adoptamos desde este Plenario de Trabajadores Clasistas.

1) Cuando Hugo Moyano y la dirección de la CGT convocan a movilizarse en defensa del aparato de la burocracia sindical, y del gobierno K que los defiende, nosotros nos pronunciamos y ponemos el cuerpo en apoyo incondicional a todas las luchas, en especial a los compañeros del Subte que reclaman el reconocimiento de su nuevo sindicato que funciona en base a las asambleas y el Cuerpo de Delegados que les permitió obtener sus principales conquistas (y no la patota de la UTA). Llamamos a la más amplia unidad para defender las luchas del Subte, de las obreras y obreros de Kraft, de los docentes, de las organizaciones de desocupados que reclaman trabajo sin clientelismo y de todos los que están en las calles o haciendo paros por reclamos legítimos. Exigimos que se respete en forma incondicional e irrestricta el derecho de huelga y de lucha de todos los trabajadores y trabajadoras, especialmente los de servicios, que intentan ser cercenados a través de “los cumplimientos de servicios básicos”

2) La burocracia sindical fue cómplice de los distintos gobiernos que, en las últimas décadas, nos impusieron la flexibilización laboral, el trabajo en negro, la desocupación y la miseria. El gobierno de los Kirchner, apoyado tanto por Moyano como por Yasky, administró años de alto crecimiento económico manteniendo estas condiciones, lo que permitió fabulosas ganancias para los capitalistas y el pago de la fraudulenta deuda externa. Nuestra lucha contra la burocracia sindical no es la misma que la de la oposición política patronal: queremos derrotar a la burocracia porque impide la unidad de las filas de los trabajadores (ocupados y desocupados, efectivos y contratados, sindicalizados y “en negro”) y el pueblo pobre para luchar contra las patronales y los gobiernos que las defienden. Queremos recuperar los sindicatos para ponerlos al servicio de los trabajadores. Por esto nuestro método son las asambleas soberanas donde los trabajadores deciden, la recuperación de los cuerpos de delegados y comisiones internas, la libertad para las tendencias políticas de los trabajadores y la realización de plenarios de delegados democráticos por provincia (como hemos planteado los ceramistas a la CTA en Neuquén) o por gremio. Queremos sindicatos que, como dice el Estatuto del SOECN, basen “su práctica en la lucha de clases y bajo los principios del sindicalismo clasista, conservando su plena independencia del Estado y sus instituciones, del gobierno y todas las organizaciones patronales”.

3) Las cámaras empresariales y los gobiernos nacionales y provinciales pretenden seguir haciéndonos pagar la crisis capitalista internacional y nacional a los trabajadores. Nosotros decimos: es su crisis, que la paguen ellos. Frente al intento de aprovechar la “recuperación” económica para aumentar los ritmos de producción sin reincorporar siquiera a los centenares de miles que fueron despedidos en el último año, luchamos por el reparto de las horas de trabajo sin reducir el salario y un verdadero plan de obras públicas bajo gestión de los trabajadores para lograr trabajo para todos con un salario que parta del costo de la canasta familiar. Partiendo de la construcción de viviendas populares para las decenas de miles de familias sin techo. Frente a la inflación, luchamos por la escala móvil de los salarios (aumento de salarios de acuerdo a la suba de los precios) y la reapertura de las paritarias con delegados votados en asambleas. Por el pase a planta de todos los compañeros y compañeras contratadas, por igual trabajo igual salario, por la expropiación y estatización bajo gestión obrera sin indemnización de toda fábrica o empresa que intente cerrar o despedir en masa. Frente a la crisis de la educación y la salud públicas, exigimos la triplicación del presupuesto educativo y de salud sacando los recursos al dejar de pagar la deuda externa. Frente al saqueo de los recursos naturales, planteamos la reestatización del petróleo y el gas, así como la nacionalización sin pago de la gran propiedad terrateniente, de la pesca y la minería, para poner todos estos recursos al servicio del pueblo trabajador y bajo su administración.

4) Frente a la impunidad de sus fuerzas represivas, las mismas que asesinaron a nuestro compañero Carlos Fuentealba, planteamos el juicio y castigo a todos los represores y genocidas. Defendemos el derecho a organizar nuestra propia autodefensa frente a las patotas y la represión.

5) Contra el golpe de estado en Honduras, contra el plan Colombia y contra toda ingerencia imperialista. La clase obrera no tiene fronteras. Somos hermanos de los trabajadores y los pueblos pobres y oprimidos de América Latina y del mundo.

6) Planteamos la independencia de clase desde el inicio de esta lucha, preparándonos para conflictos superiores, que no se propongan solamente triunfar en peleas salariales o por puestos de trabajo, etc., sino dar una salida obrera a la crisis de conjunto. Por eso impulsamos la construcción de una herramienta política de los trabajadores clasistas para luchar por este programa en la perspectiva de lograr un gobierno de los trabajadores y una sociedad sin explotadores ni explotados.

7) Por los derechos de la mujer trabajadora. Entendemos que la mujer sufre doble opresión, la explotación capitalista en los lugares de trabajo, y la opresión de genero en la actual sociedad capitalista por parte del estado, las patronales y la “sociedad”, que las relega a las tareas domesticas y de reproducción. Igual trabajo igual salario, plenos derechos a la mujer trabajadora.

(8) Por los derechos de la juventud trabajadora. Poner especial énfasis en la unidad obrero estudiantil, y por los derechos de la juventud.

Para comunicarse con el Plenario de Trabajadores Clasistas: ptclasista@yahoo.com.ar

Aucun commentaire:

Publier un commentaire