26.1.11

La evolución de la situación en Túnez

26/1/11


Me parece que de la situación en que "todo el mundo" estaban en contra de Ben Alí y en que cada vez que aparecía alguna diferencia entre los manifestantes se cantaba el himno tunecino o alguna consigna contra el poder para calmar los ánimos y "lograr un consenso", se está evolucionando hacia un enfrentamiento cada vez mas pronunciado entre la burguesía local, el imperialismo y algunos sectores de las clases medias acomodadas, que apoyan al "gobierno de transición", y sectores de trabajadores y populares mas golpeados por la miseria, que llaman a la constitución de un nuevo gobierno sin los caciques del RCD.
El paro de los docentes de las escuelas primarias, con un acatamiento de 90-100% (!), el llamado a la "huelga general" de la sección UGTT de Sfax para hoy (26/1) y el hecho que varias empresas estén paradas por huelga contra el gobierno en todo el país, lo muestran. Se trata de huelgas claramente políticas. El proletariado tunecino tiende cada vez más a ocupar un rol central en esta nueva etapa de la lucha. Entre estos trabajadores, jóvenes y sectores populares que exigen "que se vayan todos" se encuentra la "carne" de las ideas revolucionarias, es decir, la "materia" para la construcción de un futuro partido revolucionario en Túnez.
Las fuerzas abiertamente reaccionarias aparecen a la luz del día: los figurones putrefactos del RCD que siguen en el gobierno, la oposición "responsable" y ciertas caretas pequeño-burguesas de la "sociedad civil".
Pero el imperialismo y la burguesía lacaya ponen en movimiento otros personajes que gozan de cierta simpatía entre las masas. El jefe del Ejército, Rashid Ammar, quien se había negado a dar la orden de reprimir a las masas, salió a pedir que los manifestantes que exigen la caída del gobierno de transición vuelvan a su casa afirmando que el Ejército era "garante de la revolución" y que éste se ubica enteramente en el terreno del "respeto de la Constitución" (sí, la Constitución de Ben Alí).
El otro agente de la reacción, que parece haber decidido acelerar su proceso de traición, es la burocracia de la UGTT. Por más que sus ministros hayan renunciado al Gobierno provisorio, su “exigencia” SIEMPRE fue que "algunos" de los figurones del RCD se vayan del gobierno y no TODOS. Ahora declaran que podrían hacer una "concesión" permitiéndole a Gannouchi seguir siendo Primer Ministro si el resto de los miembros del RCD se van. Pero, peor aun, qué decir del llamado VERGONZOSO de la UGTT a terminar la huelga general por tiempo indeterminado lanzada en las escuelas primarias sin haber obtenido absolutamente NADA. Ni siquiera esperaron, aunque sea para mantener la apariencia de algo creíble, a que se anuncie un nuevo gobierno, como parece ser inminente. Hay que ver si una parte de los profesores continúa la huelga contra la voluntad de la UGTT.

Sin embargo, la exigencia de que los figurones del RCD se vayan no es suficiente y, ante la intensificación de las manifestaciones contra el Gobierno de transición, puede ser utilizada por la contra-revolución democrática. Me parece que apoyar la consigna de "abajo el gobierno de transicion" es importante, como también tendría que serlo la de "fuera todos los cómplices de Ben Alí de la UGTT"... pero levantar la reivindicación de una Asamblea Constituyente apoyada en los organismos de auto-organización que se den los trabajadores y masas populares es mas que fundamental.

Aucun commentaire:

Publier un commentaire