9.12.10

Cárcel a los asesinos, viviendas para los “sin techo”

 Fuente: LVO N° 404

El asesinato de Bernardo Salgueiro y de Rosmary Puqueña de 22 y 28 años respectivamente, en la noche del martes 7 de diciembre en Villa Soldati fue el resultado del primer operativo conjunto realizado entre la Policía Federal de Aníbal Fernández y la Policía Metropolitana de Mauricio Macri. “Vinieron a mansalva con armas de fuego. Ni siquiera a intimidar sino directamente a ver cuántos caían y cayeron bastantes… Vinieron de la Federal, estuvo Prefectura, estaba la nueva policía Metropolitana. Acá enfrente se armaron cuatro hileras de diferente color de uniforme. Vinieron y agarraron a palazos a las mujeres embarazadas, les pegaron en el piso, a una señora le dieron un tiro en la cabeza. Hay pibes muertos…” dice un vecino de la Villa 20 a nuestros corresponsales de TVPTS, y otra nos aclara “Sí, fue la policía. Porque nos invitó a salir y no nos dio ni 5 minutos... Y encima nos empujaron al piso, nos robaron, el celular, la plata, todo mientras nos gritaban negros de mierda, vinieron a tomar la tierra”.
Bernardo vivía en la Villa 20 y era paraguayo, y Rosmary una joven boliviana que habitaba en el humilde barrio de Los Piletones. La saña policial no se detuvo ni ante el repliegue de los ocupantes. “Al pibe le dispararon adentro de la villa…ni siquiera estábamos afuera en el parque, ya nos habíamos replegado todos para adentro, ahí murió el pibe...Ahí lo mataron. Y otro explica: “Nosotros estábamos jugando voley y los francotiradores de arriba le dieron un tiro directamente”. El objetivo de las policías Metropolitana y Federal estuvo claro desde el principio. Eran cientos de familias pobres que no pueden acceder a una vivienda. Para la Federal de Cristina y para la Metropolitana de Macri impedir la ocupación del “espacio público” está por encima del derecho legítimo a la protesta.

Culpar a las víctimas

Para el gobierno PRO está “todo OK”: “El desalojo se hizo muy bien, colaboraron la Policía Federal y la Metropolitana. Se está procediendo a la limpieza del parque. Al principio fue tranquilo, en el final hubo un problema en un sector de la 20 pero se está resolviendo” se informa desde el canal estrella del “monopolio” TN. Las palabras pertenecen al ministro de Ambiente y Espacio Urbano de la Ciudad, el macrista Diego Santilli, quien participó del desalojo junto a su par de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro. Desde el derechista -y K al mismo tiempo-, diario INFOBAE directamente se le echa la culpa a los vecinos: “Más de medio millar de manifestantes atacaron a la Policía y tomaron los predios del Parque Indoamericano”. C5N no se queda atrás mostrando imágenes de jóvenes con machetes, mientras desde La Nación se deforman los hechos diciendo que “hubo disturbios que provocaron la muerte de dos personas”.
En la misma sintonía se ubicaron los medios oficialistas, los progres nac&pop también colaboraron en “demonizar” a las víctimas. Tiempo Argentino del kirchnerista Spolsky titula en la mañana del 8 de diciembre “Violento desalojo en Villa Soldati: denuncian que hubo dos muertos”. Ni siquiera daban por cierto que los asesinados existieran atribuyendo la “versión” de los muertos a las “organizaciones sociales”. Página/12 tituló escuetamente “Sangre en Soldati” pero derrochó letra diciendo de entrada que los ocupantes “intrusaron” el predio. ¿Por qué tanta coincidencia entre medios opositores y kirchneristas?
Todo parece orquestado para salvar a las policías o las responsabilidades políticas que les caben al gobierno nacional y municipal. Las balas que mataron a Bernardo y a Rosmary, repiten todos los medios, no vendrían ni de la Federal ni de la Metropolitana sino de “armas tumberas”. El objetivo es culpabilizar a los manifestantes. Como si fuera la primera vez que las fuerzas de represión no utilizan la reglamentaria y operan con otros calibres para “despistar”. ¿Acaso no escuchamos el mismo verso cuando en el Puente de Corrientes la gendarmería mató, con balas de calibre 22, a los manifestantes Escobar y Ojeda durante el gobierno de la Alianza? En el medio de esta campaña reaccionaria, los compañeros del Frente Popular Darío Santillán, presentes en los acontecimientos, denuncian que quienes asesinaron a los manifestantes fueron los de la Federal, que eran quienes estaban en la primera línea de la represión. 

Cárcel y castigo a los responsables

Párrafo aparte merece el programa kirchnerista 6-7-8. Ahí pudo verse a Hebe de Bonafini explicar la versión de que “punteros macristas” habrían prometido terrenos a los ocupantes para después mandarles la Metropolitana y reprimirlos. Pero entonces, ¿está diciendo Bonafini que la Policía Federal, a la que cualquiera pudo ver disparar por televisión estaba arreglada con los punteros del PRO para reprimir a los manifestantes? ¿Estamos ante una operación conjunta de los macristas con Aníbal Fernandez? Silencio de radio sobre el papel de la Federal por parte de Hebe en todo el programa 6-7-8. Las palmas ya se las había llevado desde la mañana el apoderado de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender quien denunció a los vecinos como “narcos que querían ocupar las viviendas”, no se trata de “gente humilde” sino de “algunos vivos”, aclaró. Pero no le alcanzó, en Canal 7 lanzó un ataque contra la izquierda, responsabilizando a los “troskos” de “arrogarse la representación de los pobres vecinos engañados”. Un cínico, el ahora empresario inmobiliario gustaba decir en los ‘90 que el “nuevo sujeto de la revolución” había que buscarlo entre los “presos sociales” que estaban en las cárceles. No nos vamos a olvidar que quien hizo la denuncia para que la jueza ordenara el desalojo policial fue el mismo Schoklender.
Al cierre de esta edición, el ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, trataba de desmarcar al gobierno nacional de los acontecimientos vinculándolos “a la ausencia de soluciones habitacionales por parte del gobierno porteño”, y la Justicia citó a Macri a declarar. También anunció la separación “preventiva” de los funcionarios de la Policía Federal que participaron de la represión. Página 12 da cuenta de esto y matiza el jueves 9 su posición inicial desarrollando tardías sospechas sobre el accionar policial.
Más allá de los pases de facturas entre kirchneristas y macristas, a la hora de cargar contra los pobres estuvieron juntos. Desde el PTS decimos: comisión investigadora independiente para esclarecer los asesinatos de Soldati y llegar a la verdad. Cárcel y castigo a los responsables políticos y materiales de los asesinatos de Bernardo Salgueiro y de Rosmary Puqueña.




Aucun commentaire:

Publier un commentaire