19.10.09

Kraft: el cinismo de Moyano

18-10-09

Las declaraciones de Hugo Moyano diciendo que le parecía “muy buena la resolución del conflicto” en Kraft es una nueva muestra de completo cinismo por parte del dirigente de la CGT. Moyano, en sintonía con Daer, no sólo no movió un dedo para apoyar a los trabajadores sino que con sus declaraciones acusando a los delegados de “ultraizquierdistas” favoreció la brutal represión que desplegaron contra ellos sus amigos de los gobiernos de Cristina Fernández y de Scioli por mandato de la embajada yanky.

Lejos de ser “un buen acuerdo”, el acta que firmaron tres de los cinco miembros de la Comisión Interna de Kraft-Terrabusi constituye un golpe traicionero para los 53 trabajadores despedidos y suspendidos que no han sido reincorporados. Esta firma resulta inadmisible tanto porque fue realizada desconociendo el mandato expreso de asamblea -que señalaba que las reincorporaciones tenían que ser exclusivamente de los trabajadores despedidos y los suspendidos volver a trabajar normalmente- como porque establece una cláusula de “paz social” con el escandaloso compromiso de estos miembros de la CI y del Sindicato de no realizar acciones ni dentro ni fuera de la planta por los despedidos.

De esta forma, cuando las fuerzas de los trabajadores no estaban agotadas, se le da una puerta de salida a una patronal imperialista que, junto a sus aliados de la burocracia sindical y el gobierno, sufrieron una fuerte derrota política en este histórico conflicto. Y esto más aún con la caída de sus argumentos de justificación de los despidos luego del levantamiento de la resolución judicial que impedía el ingreso a la planta a Javier Hermosilla, delegado del turno noche que se opuso a la firma del acta. En estos dos meses de lucha los trabajadores de Kraft dieron una muestra de cómo la clase trabajadora puede enfrentar a la “santa alianza” que conformaron la patronal, la burocracia sindical y el gobierno, ganando el apoyo popular y la solidaridad de los estudiantes y multitud de sectores de trabajadores que se movilizaron solidariamente en todo el país. Desde el PTS hemos impulsado y participado con todas nuestras fuerzas en las acciones realizadas para enfrentar este intento de la patronal de terminar con la organización de base de los trabajadores.

Expresamos por lo tanto nuestra oposición a la firma del acta y llamamos a continuar la lucha por la reincorporación de todos los despedidos.

José Montes y Christian Castillo, dirigentes nacionales del PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas)

Aucun commentaire:

Publier un commentaire